Planeta alérgico
   
Planeta alérgico.

 

He oído que en 10 años la mitad del género humano será alérgico a algún componente de los que transitan por nuestra atmósfera, hecho que se verá potenciado por el ya viejo y entrañable agujero en la capa de ozono.

 

Llegados a este punto me surgen dos reflexiones: por un lado parece increíble que una herida en el ecosistema planetario como el deterioro de ese escudo natural, sea ya algo que, no solo no sacude la conciencia y el instinto de conservación de quien lo oye, sino que se le trata con una familiaridad desconcertante y suicida;  por otra parte, el envenenamiento progresivo del planeta ya no es asunto que sólo incumba a osos o ballenas, sino que nos empieza a afectar a gran escala y de modo notorio provoca enfermedades... incluso mutaciones en las cercanías de algunas centrales nucleares, ... y el busto parlante de mi ventana mágica dice que es el precio del progreso !!!

 

Entendámonos: yo no renuncio, porque no estoy loco, a la ciencia del dentista, pero creo sinceramente que deberíamos empezar en serio a diseñar el mundo que queremos habitar o pronto, mucho antes de lo que quizá estemos dispuestos a creer, nos veremos privados de pasear a pulmón descubierto por la superficie de este mundo mágico.

 

Es posible que aún tengamos pendiente una Revolución Ecológica que proteja el futuro frente al poder, el beneficio y la especulación.

 

Y para terminar, una frase que no es mía: “Este mundo no es un regalo de tus padres, sino un préstamo de tus hijos”.

 

ARRIBA