ELLA 

 

Nunca se sabe nada,

Crees que sí, y ocurrió que no.

 

Pensaste que podías,

pero te venció.

No te rindes,

tampoco luchas,

lo aceptas y sigues

con la muerte detrás,

a quien das la mano,

de quien eres cliente

pero no amigo.

 

La dejas que se quede,

pero no te vas con ella.

No, todavía no.

Cuando tengas que hacerlo lo sabrás,

y en consecuencia actuarás,

yéndote con ella a otro lugar,

sin dejarte guiar a su hogar.

 

Llegarás donde viviste

tus más hermosos días,

llegarás donde estuviste

y jamás viste,

al lugar donde amaste

por el simple hecho de amar,

donde paseaste

hasta amanecer.

 

Allí donde nunca pisaste

y siempre fuiste presente.

 

En el pasado: ¿estuviste?,

en el presente: ¿estás?...

En el futuro: ESTARÁS.

©