SENDERO

 

Te acuestas con la oscuridad

y tranquilo empiezas a pensar.

Piensas en quien junto a ti está,

piensas que no sabes cuanto será.

 

Tu mente se evade con alguien,

quien siempre estuvo, está y estará.

Quien hoy ES, puede no ser mañana

pero él hasta el fin existirá.

 

No entiendes por qué estás con él

si sabes que se va a terminar,

no comprendes por qué sigues así

sabiendo que llegará el final.

 

El corazón, ente a investigar,

te dice en ocasiones que actúes

en forma y tiempo muy concreto

y tu mente dice ¡Estate quieto!.

 

Gana ese increíble traidor,

te arrastra por la senda del amor

sin reparar en lo que pueda pasar,

sin pensar en el dolor que creará.

 

Cuando avanzas por ese camino

todo es hermoso, el dolor es fugaz,

pero al acabar el sendero andado

tu vida no quieres continuar.

 

Recorriendo el camino disfrutas,

tal vez por eso sigo avanzando

deleitándome con cada paso.

Mientras vea sendero, lo viviré.

©