DESALIENTO 

 

La impotencia de no saber

qué le ocurre a tu querer

te hace empequeñecer

hasta casi desaparecer.

 

La impotencia de preguntar

y que no llegue a contestar

te hace, hacia adentro pensar,

qué estarás haciendo mal.

 

La impotencia de desconocer

todos los rincones de su ser.

El desaliento de no saber

qué le puedes ofrecer.

 

La impotencia es en sí

con lo que no quieres vivir.

Todo lo que pueda surgir

deseas poder concebir.

©