ENCUENTROS 

 

He de aceptar lo que tengo,  

no debo pedir más.

Cada tres meses te siento

y aunque la exactitud es poca,

el gozo es inmenso.

 

Explorando tierras extrañas,

recopilando datos,

tú y tu existencia

el universo recorréis,

desacompañados.

 

Hasta que yo consiga

dejar atrás los recuerdos

nacidos de, en y por esta tierra,

aumentaré con firmeza

las enseñanzas adquiridas

en “nuestras intensas” horas de vida.

©