HABLAR SIN PALABRAS 

 

No podemos hablar sin palabras,

no podemos escribir sin tinta,

pero algo que siempre podemos

es, sin dudarlo, comprendernos.

 

Comprenderse y entenderse

son cosas complicadas,

auque en nuestro caso cese

la dificultad por gracia.

 

La gracia de estar aquí,

no como un lugar real,

sino como fiel amistad

a la que nada perturbará.

 

El tiempo irá pasando,

las cosas sucediendo;

nuestra amistad por siempre

continuará existiendo.

©