VIVIR DE VERDAD

 

Naces sin desearlo,

porque te crearon.

Creces por naturaleza,

tú no lo planeas.

Te formas por obligación,

no es tu intención.

 

Todo en esta vida

está “a priori” pactado,

nada en tu existencia

crees pueda ser modificado,

hasta el día que, sin buscarlo

te cruzas con lo jamás soñado.

 

Tu esencia discurría tranquila,

sin pensar, solo seguir al “guía”,

cuando, como una brisa fresca,

apareció y despertó TU VIDA.

No sabes como fue, pero está,

no quieres prescindir, te llena.

 

Ya decides tu destino,

ya no te dejas llevar.

Cuando se ama con devoción

tus sentimientos quieren bailar,

y nadie logrará acallarlos

por que has hallado LA VERDAD.

©