NOCHE

 

La noche fue maravillosa,

sentía en mi cuerpo, vivo,

una excitación asombrosa.

 

Creía flotar en el vacío,

surcándolo junto a mi amado,

llenando con nuestro amor, el espacio.

 

La inmensidad de los sentimientos

nos embriaga en todo momento.

¡Locura de amor es lo que siento!

 

Observo cada uno de sus gestos;

disfruto con todas sus palabras;

sueño con el roce de su cuerpo.

 

Su voz siento que me aturde,

su mirada me estremece,

sus caricias me enloquecen.

 

Cuando le miro, deseo besarle;

cuando me habla, deseo besarle;

cuando me besa ¡DESEO AMARLE!.

©