TAL VEZ 

 

La vida sin ti no tiene sentido.

Lo más hermoso se ha ido.

El motivo de alegría, pena, vida, muerte.

 

La solución está en tu mano,

pero la has cerrado y te niegas a admitirlo.

 

Tú no vas a hacerlo y yo tengo miedo,

porque más de una vez me he atrevido

a enfrentarme a tu TÚ y hacerte ver

que estaba cerrada, convenciéndote para que la abrieras.

 

Unas veces me resultaba mas sencillo, otras,

realmente difícil, pero ahora no soy capaz,

ya que tengo que abrírtela yo.

 

Ojalá algún día, no lejano, te des cuenta

de lo que significábamos, no hace mucho,

el uno para el otro, y que tú,

aún significas para mí.

 

Jamás te olvidaré,

tras la muerte contigo iré.

©