SECRETO ROTO 

 

 

No sé si decirte lo que siento;

si no lo hago, siento que te miento,

si lo hago...siento que te hiero.

 

Intento no pensar en ello,

intento ocupar mi tiempo,

pero es inútil,

siempre pienso lo que siento.

 

Comienzo a divagar,

y mi corazón se va

a lugares lejanos

donde no puedo estar.

 

Aquel no es mi lugar,

aquella no es mi tierra;

... en aquella ciudad, está,

completa, toda mi vida.

 

Hoy sucedieron hechos,

estuve en mi pasado,

y al llegar a mi presente,

mi futuro no estaba a mi lado.

 

Esperaba haberte hablado,

deseaba haberte abrazado,

quería sentirte aquí,

necesitaba verte a mi lado.

 

Ni siquiera oigo tu voz,

no puedo sentir tu calor;

que esto termine pronto

o sucumbiré al dolor.

 

No pienso cuanto falta,

solo tengo la esperanza

que la solución llegue rauda,

mejor aún    ¡MAÑANA!.

 

No pretendo presionarte,

es mi última intención;

pero esto es parte

de lo que por ti, siento yo.

 

Como ves, sobre la marcha

he decidido contártelo,

ya que si no lo hacía,

lo consideraba ¡un engaño!.

 

Te quiero y lo sabes;

te añoro de día,

te sueño de noche,

¡Mi vida, no tardes!

©